Compass Group adquiere e integra Seral

La compañía, con sede en Zaragoza, está especializada en los segmentos residencial y escolar

Compass Group ha alcanzado un acuerdo para la adquisición de la compañía de restauración colectiva Seral y su integración como una línea de negocio adicional y con identidad propia dentro de Compass Group.

Seral, empresa con sede en Zaragoza, nace como un  proyecto familiar hace más de 25 años y se ha consolidado en segmentos prioritarios para Compass Group, como el residencial y el escolar, con un enfoque en clientes privados y religiosos y una presencia geográfica amplia en todo el territorio nacional. Seral cuenta con amplio reconocimiento y una cultura corporativa seria, profesional y cercana, que encaja con los valores que promovemos en Compass Group.

El director general de Compass Group España y Portugal, Fernando Pascual, destaca que “la operación supone una buena oportunidad de crecer y de consolidar nuestra posición en España, y nuestro liderazgo en Iberia. Nos permite seguir avanzando en nuestras estrategias de especialización en los sectores en los que operamos fomentando así nuestra capacidad operativa, especialización en el servicio por tipología de cliente y nos permite ampliar la escala para beneficiaros de una mayor capacidad en el desarrollo de soluciones a clientes”.

La adquisición se ha producido tras el inicio, por parte de la dirección y fundadores de Seral, de un proceso de planificación del futuro de la compañía para garantizar su viabilidad a largo plazo. “Después de casi tres décadas al frente del proyecto, asumimos la responsabilidad de promover la continuidad de la compañía”, afirman, “con su integración en un grupo fiable, especializado y consolidado como Compass Group, que comparte nuestros valores”.

Seral pasa a formar parte de Compass Group pero conserva tanto su marca como su identidad operativa. En la actualidad, Seral cuenta con 1.200 empleados, factura 38 millones de euros, y opera en 315 clientes.

La cocina central de Compass Group en Tenerife, protagonista

La cocina central que Compass Group inauguró en Tenerife el pasado mes de mayo  ha seguido atrayendo la atención de diversos medios de comunicación tanto locales como nacionales.

Se trata de un proyecto con el que la compañía confirma su compromiso con una región en la que lleva trabajando desde hace 50 años. La nueva instalación, en la que se ha invertido cerca de un millón de euros, tiene capacidad para producir hasta 16.000 comidas al día en diferentes formatos.

En este enlace puedes consultar la información publicada por el diario La Opinión y en este, el reportaje del medio especializado Profesional Horeca.

La Fundación Eurest lanza una campaña de recogida de material escolar con la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios

La Fundación Eurest, a través de la que canaliza su actividad social el grupo de servicios de alimentación Compass Group España, ha iniciado una campaña solidaria de recogida de material escolar para el próximo curso en nueve centros de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ubicados en Sevilla, Málaga, Granada y Tenerife.

El objetivo de esta acción es colaborar con el área de Desarrollo Solidario de estos hospitales para aportar cuadernos, bolígrafos, lápices y demás material escolar para el nuevo curso. La ayuda irá destinada a familias en situación de vulnerabilidad con niños a su cargo y que son atendidas por la Obra Social de la Orden.

Para tal fin, la Fundación Eurest ha distribuido diez grandes cajas de recogida entre hospitales, residencias y colegios de la Orden en estas cuatro provincias. Permanecerán allí durante los meses de verano. Toda aquella persona que haga su aportación recibirá a cambio una pulsera diseñada exclusivamente para esta campaña.

Daniel Berná, director regional del área de Hospitales de Compass Group, subraya que se trata “de una iniciativa alineada con los proyectos solidarios de la Orden y que responde a la sensibilidad social tanto de los hospitales como de nuestra empresa, que no solo se dedica a alimentar a pacientes y consumidores, sino también intentamos generar un impacto positivo en el entorno humano en el que nos movemos dentro y fuera de cada hospital”.

Esta campaña se suma a otras iniciativas sociales recientes como el acuerdo con la Fundación Cruz Roja para el fomento de la integración laboral de los jóvenes, la recaudación de fondos a través de una caminata solidaria con la propia Orden Hospitalaria de San Juan de Dios o la ayuda a una asociación canaria de padres y madres con hijos afectados por el cáncer.

El programa Workshadowing del British Council School, en Compass Group

Un año más, Compass Group colabora con el Programa Workshadowing del British Council School. Un colegio de referencia para Scolarest -la división educativa de la compañía-, al que ofrece su servicio de alimentación desde hace más de veinte años.

Se trata de una iniciativa práctica consistente en la estancia, durante un par de días, de un grupo de alumnos del centro para conocer el funcionamiento de una empresa y orientar sus futuros pasos académicos.

De esta forma, 15 alumnos de los últimos cursos de Educación Secundaria Obligatoria estuvieron dos días en las oficinas de Compass en Madrid y conocieron de primera mano el funcionamiento de departamentos como Compras y Cadena de Suministro, Finanzas, Marketing, Recursos Humanos y HSEQ.

Además de esta iniciativa de orientación académica y laboral, Compass Group colabora desde hace más de 16 años con el British Council School en sus mercadillos solidarios BIOOR, cuyas recaudaciones se destinan a la lucha contra el cáncer infantil.

Déficit de vitamina D, ¿en el país del sol?

La denominada vitamina del sol ha despertado el interés de las sociedades científicas. A priori los factores que favorecen su síntesis y su aporte parecen favorables en un país como España, es decir, numerosas horas de sol y una alimentación mediterránea.

Por eso la sorpresa es mayúscula cuando los estudios poblaciones sugieren que una parte considerable de la población española no alcanza los requerimientos mínimos de esta importante vitamina.

Las formas de obtención

Hay dos formas de obtener vitamina D, imprescindible para la salud de huesos y músculos, así como para el sistema inmunitario.

A través de la alimentación: la vitamina D es liposoluble por lo que las fuentes alimentarias en cuestión son principalmente ricas en grasa. Pescados azules (sardinas, boquerones, atún, emperador, salmón…), crustáceos, lácteos enteros (como la mantequilla) o la yema de huevo, son las principales fuentes. Aunque en la actualidad varios son los alimentos enriquecidos en vitamina D.

Síntesis cutánea: a partir de colesterol, la vitamina D puede ser sintetizada en la piel en presencia de radiación ultravioleta. Se calcula que cerca del 90% de la vitamina D se obtiene precisamente de la transformación del 7-dehidrocolesterol en previtamina D y posteriormente en el hígado en vitamina D3.

¿Por qué hay déficit de vitamina D?

Existen grupos de población especialmente sensibles, como pueden ser aquellos que no se exponen a la luz solar (personas que trabajan muchas horas en locales cerrados, ancianos institucionalizados, niños pequeños…). Además las necesidades de vitamina D se encuentran aumentadas en determinadas etapas fisiológicas como mujeres postmenopausia, personas mayores con problemas de osteoporosis y adolescentes.

Pero incluso en aquellos individuos que sí toman el sol, lo hacen frecuentemente con cremas de protección solar alta para protegerse del cáncer de piel pero este hecho impide la síntesis cutánea de vitamina D. Lo que en ningún caso significa que dejemos de utilizar estas cremas protectoras.

Se estima también que la calidad de la flora intestinal juega un papel primordial en los niveles plasmáticos de vitamina D dado que esta población de bacterias que habita en el intestino facilita los procesos digestivos y metabólicos y una mejor calidad de flora intestinal se traduce en mejor absorción de algunos micronutrientes, incluida la vitamina D.

Otra de las claves es que se estima que las actuales recomendaciones de vitamina D para población adulta sana, que se sitúan en tan sólo 5 microgramos al día (200 UI), deben ser revisadas al alza.

En cuanto a la alimentación, la tendencia actual de cuidar el peso corporal ha llevado a que algunas personas busquen alimentos bajos en grasas lo que limitaría la ingesta de vitaminas liposolubles, como la vitamina D.

La solución

Buscar la forma de exposición solar moderada. Un paseo diario de aproximadamente 15-20 minutos al sol con cara, brazos y piernas al aire ayudaría a alcanzar un buen nivel de vitamina D o por lo menos a compensar su déficit.

Incluir cada semana 2 raciones de pescado azul, unas 3-4 unidades de huevo y el consumo diario de lácteos enteros o bajos en grasa pero enriquecidos en vitamina D, sería la solución desde el punto de vista nutricional.

A pesar de estas recomendaciones, algunas personas siguen precisando fórmulas y complementos alimenticios a base de vitamina D durante periodos concretos siempre que un especialista lo estime oportuno.

Fuentes: