Gaatronomía para hospitales y clínicas

Listado de la etiqueta: Hospitales y clínicas

Compass Group (a través de su marca en el sector hospitalario, Medirest) se hará cargo del servicio de cafetería del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (Hunsc), adscrito a la red de hospitales públicos del Servicio Canario de la Salud, tras resultar ganador del procedimiento negociado abierto tras quedar desierto el concurso público de licitación inicial. La anterior concesionaria del servicio continuará prestando el mismo a los usuarios y personal sanitario del centro hasta la finalización del proceso.

Este servicio de restauración es utilizado diariamente por cientos de visitantes y trabajadores de la Residencia, y además tiene la obligación de prestar el servicio de desayuno, almuerzo y cena a los 70 médicos de guardia las 24 horas, una situación que puso a la gerencia a trabajar en posibles alternativas. Compass Group dispone de una plantilla de 13.000 personas y sus ventas superaron los 365 millones de euros. En Tenerife cuenta con una cocina central en el Polígono Industrial de Güímar con capacidad para producir hasta 16.000 comidas al día en diferentes formatos. Prestará servicio a los cerca de 120 centros -comedores de colegios, empresas y hospitales- en los que desarrolla su labor en la actualidad y que no cuentan con cocinas propias. En el caso del Hospital de la Candelaria, representantes de la empresa visitaron recientemente las instalaciones para evaluar las obras que deberán llevar a cabo en las dos cafeterías del centro, la principal y la ubicada en Trauma.

El servicio de cafetería tendrá continuidad hasta la finalización del proceso de adjudicación y formalización del nuevo contrato que todavía sigue su curso, pues la anterior concesionaria ampliará dos semanas más la actividad de explotación hasta que se produzca la subrogación de todo el personal a la nueva empresa con todos los derechos y garantías. Por tanto, el centro sanitario no se quedará a partir de mañana sin este servicio.

El presidente del Comité de empresa de los trabajadores de este servicio, Francisco Javier Cruz Díaz, se mostró satisfecho, ya que “se cierra una situación de incertidumbre. Sin duda, para nosotros es un gran alivio”, destacó.

Cruz reconoció que “el servicio se seguirá prestando hasta que se firme el contrato con la nueva empresa” y destacó que “subrogará a todo el personal de la plantilla, compuesto por unos 27 trabajadores, mientras que habrá que esperar a la situación del resto, una veintena, que finalizan contrato este martes. Hay varios trabajadores que si renuevan sus contratos quedarían fijos”. El Comité espera reunirse en los próximos días con la nueva empresa.

Noticia completa publicada en Diario de Avisos

Medirest y Eurest Euskadi celebraron el Día Mundial del Medio Ambiente (5 de junio) con menús elaborados a partir de materias primas ecológicas y/o locales, de cercanía y de temporada, y con cero consumo de plástico en las bandejas, en diversos centros sanitarios de la red pública vasca cuyos menús diarios gestiona la empresa de restauración.

El Día Mundial del Medio Ambiente es un evento global, liderado por ONU Medio Ambiente, que se celebra cada 5 de junio en miles de comunidades de todo el mundo. Desde sus inicios, en 1972, ha crecido hasta convertirse en una plataforma global de alcance público, ampliamente replicada en todo el mundo. Cada año, el Día Mundial del Medio Ambiente se organiza en torno a un tema y sirve para centrar la atención en una cuestión particular apremiante. El tema de este año, “Sin Contaminación por Plástico”, hace un llamamiento a la población de todo el mundo en favor de un planeta sin contaminación por plásticos.

Reforzando el lema de este año, Eurest Euskadi / Medirest ha llevado a cabo diversas iniciativas para la eliminación de productos plásticos en los menús que se sirvieron en distintos centros hospitalarios de Euskadi que gestiona, como por ejemplo sustituir el agua embotellada por fuentes de agua filtrada y refrigerada.

Concretamente, en el comedor del personal de la OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces (OSIEEC), la empresa ha instalado, de manera estable, una fuente de agua filtrada y refrigerada, orientada a la eliminación del consumo de agua embotellada en el servicio de menú, contribuyendo de esta manera a la reducción del residuo plástico. Asimismo, en la cafetería del Hospital de Cruces, tanto al público como a los trabajadores del centro, se sirvieron una de las opciones del menú especial del día con materias primas locales, de cercanía y de temporada para que los comensales se unieran a la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente. Concretamente el menú ofrecía acelgas del País rehogadas con zanahorias, guisado de ternera en salsa con guarnición de patatas fritas de Álava y manzana asada de postre.

Eurest Euskadi planteó para el comedor del personal del Hospital de Basurto, de la OSI Bilbao-Basurto, una oferta consistente en cocido de lentejas ecológica o acelgas del País, hamburguesa de ternera de Km “0” o huevos camperos de Bakio con patata de Álava y arroz ecológico con leche del día. En la cafetería del centro, además de lo ofertado en el comedor de personal, se propuso para segundo un pescado fresco del Cantábrico.

Para el también vizcaíno Hospital de Santa Marina, se diseñó un menú elaborado a partir de materias primas locales consistente en lentejas ecológicas, ternera estofada del “Valle de Valdegovía” y yogurt natural ecológico.

En el Hospital Galdakao-Usansolo (HGU), perteneciente a la OSI Barrualde-Galdakao, el menú de la jornada ofertado por la empresa consistió en cocido de lenteja ecológica al chorizo de Orozko, guisado de ternera autóctona y yogur ecológico.

Del mismo modo, en el Hospital San Eloy, de la OSI Barakaldo-Sestao, además de estar elaborado el menú hospitalario a partir de materias primas ecológicas y/o locales, se eliminaron de las bandejas de los pacientes todos los elementos plásticos. La oferta gastronómica del día consistió en acelgas ecológicas, ternera estofada del “Valle de Valdegovía” y manzana ecológica asada.

“Estas actuaciones de Eurest Euskadi no son puntuales por el hecho de celebrarse el Día Mundial del Medio Ambiente” ha declarado Fátima Fernández Gil, supervisora de diversos centros sanitarios en Bizkaia, como los hospitales de Santa Marina, San Juan de Dios o San Eloy. “ De hecho –ha añadido- en el comedor de personal del Hospital de Cruces están colocadas de forma permanente fuentes de agua normal y saborizadas para la eliminación del consumo de envases de plástico”.

Paco Ponce, Chef de Sector para el área de Hospitales de Compass Group, responde a cinco preguntas sobre desperdicio alimentario. Para él, la clave de un cambio de conciencia sobre este problema está en valorar la comida, comprar y servirnos en función de lo que vamos a comer realmente y mejorar nuestros hábitos.

¿Qué conoces del desperdicio alimentario y cómo crees que afecta a la sociedad y al mundo?

 

Pues ciertamente es una locura el ver y pensar en la cantidad de comida que puede ir a la basura diariamente por no concienciarnos de lo que eso supone, tanto medioambientalmente como económicamente, sin olvidarnos de la privación de dichos recursos para gente que lo necesita. Es necesario que lo reduzcamos diariamente, tanto de forma individual como en restauración y supermercados. Esto debe cambiar y esperemos que campañas como la de Compass Group su efecto.

¿Cómo puedes influir, desde tu posición profesional y social, en la reducción del desperdicio? ¿Y cómo crees que puede ayudar a reducirlo el resto de personas?

 

Desde el punto de vista de una empresa de restauración como la nuestra, lo más importante es hacer una producción lo más ajustada posible a lo que estimamos que vamos a consumir, sobre todo en platos elaborados. Los platos que vamos elaborando al momento (ensaladas, planchas, etc.) son los que, por ello, evitan mejor las mermas y el sobrecoste económico que ellas suponen. Desde mi posición, es lo que estoy intentando inculcar a todos los responsables de centros de nuestro sector, sobre todo en cafeterías.

En todo este proceso, es muy importante la educación. Tanto de las personas que gestionan dichas producciones como entre nuestros clientes. Debemos aprender a valorar la comida cuando nos la echamos en el plato y, cuando nos servimos nosotros mismos, coger las cantidades que vamos a comer.

¿Qué cambio has hecho personalmente, en tu día a día, para ser más consciente del desperdicio alimentario y la necesidad de reducirlo?

 

El primer cambio es a la hora de ir a comprar: en casa, intentamos comprar lo que realmente necesitamos, planificando lo que pensamos cocinar durante la semana y, sobre eso, haciendo una lista de la compra.

¿Cuál es tu forma o receta favorita para aprovechar las sobras en el hogar?

 

Realmente se me da poco el caso, pero un uso habitual serian croquetas, fajitas o algún arroz.

Por último, ¿cómo crees que influirá positivamente la campaña Stop Food Waste Day de Compass Group?

 

Desde mi punto de vista, debería hacernos reflexionar sobre el valor de la COMIDA y recordarnos que, mientras mucha gente en el mundo no puede acceder ni a los alimentos más básicos, otros, por mala gestión de compra y producción, tiramos comida a la basura. Todo ello teniendo en cuenta la contaminación medioambiental que genera. ES PARA PARARNOS A PENSAR UN POCO, y que los nuevos hábitos y medidas que vamos a poner en marcha durante la campaña se conviertan en algo habitual.